Adiós quincenas: La historia de aquellos que decidieron arriesgar lo seguro por lo incierto

Categoría Adiós Quincenas

Éste es un tributo a esas personas que se introdujeron al mundo de los negocios por decisión propia renunciando a sus empleos, aquellos que decidieron arriesgar lo seguro por lo incierto. Algunos aprendieron a distinguir lo más valioso de la vida de la manera más difícil. Muchos de ellos, hasta hoy, avanzan en sus propias empresas.

Éste es un homenaje a la historia de aquellos que, aun sabiendo que pueden perderlo todo, han decidido dejar su huella, provocar que su presencia se note y su ausencia se sienta, aquellos que han contribuido con su país, creando fuentes de empleo e ingreso para muchas familias. Ésta es la historia de esos hombres y mujeres llamados emprendedores que un día dijeron: ¡Adiós quincenas!

Hoy inauguramos esta sección con el que apadrinó el nombre de ésta sin saberlo. Hoy les compartimos la historia de Rubén Ortega Ángeles, en sus propias palabras.

 Churumbela

Emprendedor: Rubén Ortega Ángeles

Empresa: Cuadrante Estrategia y Comunicación

Fecha de inicio de operaciones: Febrero 2012 

Sitio web: http://www.cuadrante.com.mx

  • ¿Qué fue lo que te impulsó a renunciar a tu empleo para emprender un negocio propio?

Lo resumiría en dos factores:

  1. Hacerme consciente de que el esquema en el que trabajaba implicaba estar atorado en una zona de confort y que eso era muy riesgoso en el largo plazo, en términos de seguridad financiera  y libertad para ser el dueño de mi vida.
  2. La convicción de que emprender implicaba construir una libertad y seguridad financiera, pero sobre todo, un proceso de crecimiento profesional y personal profundo.
  • Describe el momento en el que decidiste renunciar a tu empleo.

Aproximadamente en febrero de 2011, después de muchos meses de darle vueltas al tema, surgió una oportunidad que en principio era una oferta laboral pero después se convirtió en la posibilidad de que fuera mi primer cliente. Cuando esa posibilidad de tener un primer cliente se hizo más concreta, y aunque no era nada seguro ni firmado, decidí dar el paso y decirle adiós a las quincenas.

  • ¿Tuviste apoyos morales para hacerlo? ¿Quién o quienes?

Si, principalmente de colegas que compartían la misma idea o las mismas inquietudes.

  • ¿Crees que el emprendedor nace o se hace?

Creo que se hace, al igual que todo en la vida. Soy un convencido de que todos tenemos la capacidad de aprender, cambiar y adaptarnos para construir una realidad distinta, si así lo visualizamos. El punto clave está en que para ello, primero tenemos que hacernos conscientes de nuestra realidad, decidir si estamos satisfechos con ella o queremos cambiarla y, muy importante, estar dispuestos a hacer lo necesario para realizarlo.

  • ¿Tuviste temor por emprender y cuál fue el mayor reto a vencer?

Como en la mayoría de los casos, el principal reto era no contar con el típico  “colchón” que me permitiera vivir y mantener a mi familia  durante los meses necesarios para que el proyecto despegara. Por la forma en que se me dieron las cosas, contar con un primer cliente al momento de arrancar, me ayudó a solventar ese punto.

Temor, no recuerdo conscientemente haber tenido, aunque confieso que puede deberse a que más bien traté de no enfocarme en ello. Si había temor, traté de dejarlo muy encerrado para que no me entorpeciera en esos momentos decisivos.

Lo cierto es que más de una vez he dicho, con sinceridad, que si hubiera tenido claras las dificultades a sortear durante la transición, no sé si hubiera dado el paso.

  • ¿Recibiste algún tipo de financiamiento económico para emprender ¿cuál? ¿o lo hiciste con medios propios? ¿cómo?

Lo hice con medios propios. Un factor fundamental fue contar con un primer cliente, con cuyos ingresos pude sustituir parcialmente mi último ingreso como empleado y financiar el establecimiento de la empresa en su primera etapa

  • ¿Consideras importante la mentoría previa a un emprendimiento? ¿Tuviste mentores, quienes?

Me parece que el acompañamiento y la figura de un mentor es fundamental para quien emprende. Creo que en alguna medida eso ayuda a aligerar la carga de estrés y ansiedad inevitables en el proceso de transición y  a poner en perspectiva el momento que se vive. Si además de esto, agregas la posibilidad de recibir consejos y tips basados en la experiencia, me parece que eso se vuelve muy valioso. En mi caso esa mentoría, aunque informal pero muy significativa, la he tenido de mi amigo Miguel Cárdenas un emprendedor exitoso y generoso para compartir su experiencia y conocimiento.

  • ¿Recurriste a herramientas didácticas de aprendizaje? ¿cuáles?

Diversos libros influyeron en mi proceso de visualizar y decidirme a dar el paso de emprender. Sin embargo, en lo relacionado específicamente a adoptar una perspectiva y mentalidad de empresario, los libros de Robert Kiyosaki han sido fundamentales. Al no haber tenido tenido ningún tipo de  instrucción formal de ese tipo a lo largo de mi vida,  los conceptos de Kiyosaki, que para muchos pueden resultar obviedades, a mí me resultaron reveladores y fundamentales.

Además, recientemente tomé un diplomado de finanzas y actualmente curso un diplomado de habilidades directivas.

  • ¿Descríbenos el negocio que emprendiste y por qué lo elegiste?

Cuadrante Estrategia y Comunicación es un despacho de consultoría que da servicios de comunicación estratégica, relaciones públicas e imagen corporativa. Damos servicios tanto a sector privado, principalmente a corporativos de diversos sectores de industria, como al sector público, con servicios de comunicación e imagen a dependencias gubernamentales y gobiernos de distintos niveles.

Este negocio era la opción natural dada la formación y experiencia profesional que tenemos mis actuales socios y yo.

  • ¿Recomiendas construir en sociedad tu primer negocio  y bajo qué condiciones?

Creo que esta decisión depende de las circunstancias de cada caso particular. He escuchado muchas historias de terror sobre sociedades que echan a perder amistades, parentescos y hasta matrimonios. Por otro lado, también hay infinidad de casos de éxito de sociedades que son dignos de analizarse e imitarse.

En mi caso, si bien viví una primera y corta etapa por mi cuenta, las circunstancias pronto plantearon la posibilidad de sumar fuerzas con otros dos colegas, que también iniciaban sus propios proyectos, y terminamos formando una sociedad que ha resultado muy fructífera y satisfactoria.

En el caso de las sociedades, creo que la clave es hacer equipo con personas que compartan principios, compromiso por el trabajo y los resultados; una visión similar en cuanto a los objetivos a lograr y un respeto mutuo, tanto en lo personal como profesional. Tengo la fortuna de compartir todos esos principios con mis socios Vianey Esquinca y Fernando González.

  • ¿Lo que imaginaste antes de renunciar ha resultado como lo pensaste? Explícanos.

En general sí, porque más que visualizar resultados específicos, imaginaba una forma distinta de ver y afrontar la vida. Aspiraba a tener más control, más seguridad personal, más libertad y mayor capacidad para disfrutar lo que hago y eso lo estoy obteniendo.

  • ¿Tu estilo de vida hoy es diferente al que tenías durante tu empleo? ¿Por qué?

Si es distinto pero creo que deriva principalmente de un cambio de actitud. Es decir, sigo haciendo y viviendo de manera muy parecida, pero desde una perspectiva distinta que en general me permite disfrutar más de todos los aspectos.

  • ¿Qué es lo mejor que has vivido como empresario?

La satisfacción de ver en proceso de realizarse muchas cosas que en un momento sólo fueron ideas o pláticas de sobremesa. Descubrir que estamos generando empleos y contribuyendo a dar alternativas de crecimiento profesional a mucha gente muy valiosa.

  • ¿Qué es lo peor que has vivido en tu etapa empresarial?

Lo inevitable, las apreturas económicas al inicio del proceso.

  • ¿Consideras que tu vida hoy es mejor que antes de emprender?

Sin duda alguna. Aunque nuevamente, creo que eso deriva de un cambio de actitud y perspectiva personal. Lo importante es que ese cambio personal se dio como parte de la decisión y convicción de emprender.

  • ¿Crees que debe haber sacrificios para lograr lo que se quiere? ¿Qué es lo que has sacrificado hasta hoy?

No le llamaría sacrificios, pero sí es fundamental estar dispuesto a hacer lo necesario para lograr lo que se visualiza. Muchos desean cosas pero no están dispuestos a salir de su zona de confort y así pues no se puede.

En mi caso, lo primero que sacrifiqué  fue la certeza de tener una quincena segura  que me garantizara los gastos de vida.

Después de eso he sacrificado algo de tiempo personal para prepararme y para estar al tanto de una empresa en crecimiento, pero eso más bien lo veo como inversión.

  • ¿Podrías darle una recomendación a aquellos que aún tienen un empleo y quieren renunciar a él para emprender su negocio?

Que tengan lo más claro posible lo que quieren hacer y que se aseguren de saber lo que se necesita hacer para lograrlo… y que estén dispuestos  a hacerlo.

  • ¿Si pudieras regresar el tiempo, tomarías la misma decisión de emprender?

Si.

Frase favorita: “Si piensas que puedes o piensas que no puedes, en ambos casos tienes razón”.

Emprendedor que admiras: Robert Kiyosaki

Libro favorito: No tengo uno favorito, siempre he pensado que elegir un libro, canción o película favorita implica dejar de lado una infinidad de opciones muy buenas. Sin embargo, libros que he disfrutado o me han marcado en distintas etapas son Las Mil y Una Noches, El Prinicipito, Metamorfosis (Kafka), La sombra del Viento (C. Ruíz Zafón) Conversaciones con Dios (Neale D. Walsch), entre otros.

Cuadrante
De izquierda a derecha: Rubén Ortega y sus socios Vianey Esquinca y Fernando González.

Churumbela

Estamos iniciando la “Cruzada Emprendiendo® Internacional” donde publicaremos los casos de aquellos Emprendedores que dijeron: Adiós quincenas. Si eres o quieres postular a alguien, contáctanos a atencion@emprendiendo.mx y nos pondremos en contacto contigo. ¡Cuéntanos tu historia si renunciaste por Emprender tu propia empresa!

Un comentario en “Adiós quincenas: La historia de aquellos que decidieron arriesgar lo seguro por lo incierto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s